Supresor del apetito

*AT & DE

entrega rápida

EN LA UE

2-3 DÍAS

Entrega

EXCEPTO UE

3-5 DÍAS

BESTSELLER

Acerca de

FATBURNERKING

Supresor del apetito

Supresor del apetito

¿Está buscando un supresor del apetito que funcione? ¿Siente hambre poco después de comer o tiene antojos?

Ofrecemos diversos productos que pueden ayudarle a perder peso y apoyar su dieta. Nuestros productos le ayudan a sentir menos hambre, a saciarse más rápidamente y a mantenerse saciado durante más tiempo. Como resultado, se beneficiará de un menor consumo de calorías.

¿Quiere perder peso o perder grasa? Nuestros supresores del apetito le ayudarán a conseguir rápidamente la figura de sus sueños, ya sea antes de una competición o en general.

El mejor supresor del apetito

Mostrando 1-30 de 36 resultados

INGESTA Y DOSIFICACIÓN DE SUPRESORES DEL APETITO

Las dietas y los FDH pueden provocar el efecto yo-yo, aunque a menudo se consideran útiles. Los bloqueantes del hambre son una alternativa eficaz para reducir peso rápidamente.

Es importante tomar el supresor del apetito correctamente y respetar la dosis. Esto ayuda a controlar el hambre y a conseguir efectos positivos. Si no se toma la medicación correctamente, no funcionará bien, por muy fuerte que sea.

Ingestión

La mayoría de los supresores del apetito deben tomarse unos 30 minutos antes de comer. Debe beberse mucha agua para llenar el estómago y sentirse saciado más rápidamente. Sin embargo, algunos productos también pueden tomarse durante la comida, lo que resulta más fácil para algunas personas.

Dosificación

La dosis de los supresores del apetito varía considerablemente según el producto y los ingredientes. Puede consultar el número exacto de cápsulas, comprimidos o sobres de polvo en las instrucciones del fabricante del producto correspondiente. Es importante tomar la cantidad correcta para evitar efectos secundarios y garantizar que los inhibidores del apetito actúen de forma óptima.

RESUMEN DE LOS SUPRESORES DEL APETITO

¿Qué son los inhibidores del apetito?

Preparados que sirven para reducir la sensación de hambre entre comidas. Actúan mediante sustancias químicas en el cerebro o mediante fibras alimentarias que sacian rápidamente. Aunque los supresores químicos del apetito suelen requerir receta médica, los productos naturales son de libre acceso.

También hay agentes bioquímicos que influyen tanto en la sensación de saciedad como en el metabolismo.

Estos suplementos se venden con varios nombres, como supresores del apetito, bloqueadores del hambre, bloqueadores del apetito, cápsulas saciantes, control del apetito, rellenadores de estómago y otros. Todos ellos pretenden reducir el hambre haciendo que el estómago se sienta lleno y saciado.

Supresor del apetito en farmacia

Existe una gran variedad de supresores del apetito disponibles en farmacias para ayudar a las personas a controlar su peso. Muchos de estos supresores del apetito requieren receta médica y sólo deben utilizarse bajo supervisión médica. Es importante consultar a un médico antes de tomar supresores del apetito con receta. El médico puede explicarle los riesgos y efectos secundarios.

Los supresores del apetito de venta con receta suelen utilizarse en personas con sobrepeso grave. Su objetivo es reducir el apetito y la ingesta de alimentos. No deben utilizarse solos, sino junto con una dieta sana y ejercicio regular. El uso de supresores del apetito de venta con receta requiere conocer los posibles efectos secundarios y una cuidadosa supervisión médica.

¿Supresores del apetito en forma de cápsulas, polvo o comprimidos?

La forma en que compre un inhibidor del apetito dependerá de sus preferencias personales. Los inhibidores del apetito están disponibles en forma de polvo para beber, comprimidos o cápsulas. A veces también en forma de gotas, que se utilizan con menos frecuencia. Sin embargo, el efecto deseado siempre es el mismo: Se reducen las ganas de comer y la sensación de hambre.

Antes de comprar un supresor del apetito, debe hacer una prueba. Esto le ayudará a encontrar la mejor opción para usted.

Una visión general de los beneficios de los supresores del apetito:

  • Reducen el pequeño hambre entre comidas.
  • Contribuyen a que se quemen más calorías de las que se consumen a largo plazo.
  • Los agentes hinchantes indigeribles y la fibra alimentaria garantizan la saciedad a largo plazo.
  • Algunos se pueden adquirir sin receta y son de origen vegetal.
  • Son fáciles de tomar (comprimidos, cápsulas, polvo, gotas).
  • Se reducen los antojos de alimentos dulces o salados.
  • La eficacia del glucomanano se ha demostrado científicamente.
  • Pueden aumentar el consumo de energía.

¿Cuáles son los ingredientes de un supresor del apetito?

Los ingredientes de los supresores del apetito varían en función de su composición química o natural:

Los supresores químicos del apetito suelen contener anorexígenos como norefedrina, fentermina, Aminorex, Caqthin, liraglutida, quitosano, orlistat y otros.

Algunos productos también pueden contener ingredientes que reducen los niveles de azúcar en sangre, lo que provoca una sensación prolongada de saciedad.

Los supresores del apetito a base de plantas contienen diversos ingredientes, como glucomanano, pectina, alginato y celulosa. También pueden contener extractos de té verde, café, cáscara de psilio, garcinia cambogia, mate o guaraná. Otros ingredientes posibles son la raíz de ruibarbo, el sen, el espino cerval de aliso, la cola de caballo, el abedul, el diente de león y otros.

Glucomanano: Este ingrediente utilizado en muchos supresores del apetito se obtiene de la harina de la raíz de konjac. La fibra se hincha fuertemente en contacto con el líquido, creando una sensación de saciedad en el estómago. La EFSA ha confirmado que la raíz de konjac ( glucomanano) puede influir en el peso corporal. Además, el glucomanano (manano de konjac) puede ayudar a mantener niveles normales de azúcar en sangre y una función intestinal saludable.

¿Qué hace que un supresor del apetito sea eficaz?

Un supresor del apetito de alta calidad ayuda eficazmente al organismo sin causar efectos secundarios significativos.

La fibra de alta calidad y los agentes hinchantes garantizan una saciedad rápida y duradera, lo que reduce la ingesta de calorías cuando se tiene hambre. Algunos suplementos también pueden tener un efecto diurético, lo que también puede contribuir a la pérdida de peso.

¿Cómo actúan los supresores del apetito?

Los inhibidores del apetito actúan de diferentes maneras, dependiendo de sus ingredientes y mecanismos. He aquí algunos modos de acción habituales:

  1. Fibra dietética y agentes hinchantes: Muchos supresores del apetito contienen fibra dietética y agentes hinchantes que se mezclan con el líquido del estómago y se hinchan. La sensación de saciedad nos hace comer menos y, por tanto, consumir menos calorías.
  2. Principios activos químicos: Algunos inhibidores del apetito contienen principios activos químicos que actúan directamente sobre el cerebro e influyen en el centro del hambre. Estos principios activos pueden reducir la sensación de hambre o aumentar la sensación de saciedad.
  3. Cambio metabólico: Algunos supresores del apetito pueden influir en el metabolismo aumentando el consumo de energía o la quema de grasas. Esto puede ayudar a quemar más calorías.
  4. Efecto deshidratante: Algunos supresores del apetito tienen un efecto deshidratante, que puede hacer que el organismo elimine un exceso de líquido. Esto puede provocar una pérdida de peso temporal, pero se debe principalmente a la reducción de agua.

Es importante tener en cuenta que el efecto de los supresores del apetito puede variar en función de la reacción individual y de la composición. Además, los supresores del apetito deben tomarse siempre de acuerdo con las instrucciones del fabricante e, idealmente, bajo supervisión médica.

Experiencia con supresores del apetito

Muchas personas han tenido experiencias diferentes con los supresores del apetito. Algunas han tenido buenas experiencias con pérdida de peso y menos hambre, otras han tenido efectos secundarios como insomnio, mareos o palpitaciones.

Es importante tener en cuenta que la eficacia y la tolerabilidad de los supresores del apetito pueden variar de una persona a otra. Es importante leer los testimonios e informarse sobre los productos antes de tomarlos. Esto le ayudará a tomar una decisión. En caso de duda, consulte siempre a un médico.

¿Para quién son adecuados los inhibidores del apetito?

¿Quiere perder peso rápidamente, ponerse en forma o conseguir el cuerpo de sus sueños? Entonces los inhibidores del apetito pueden ayudarle. Los deportistas, como los culturistas, también pueden beneficiarse de los inhibidores del apetito, sobre todo si tienen problemas para controlar el peso o sienten antojos. Las personas con un índice de masa corporal elevado (superior a 27) pueden beneficiarse de las cápsulas saciantes de varias maneras.

Un estudio ha demostrado que los supresores del apetito no sólo ayudan a perder peso. También pueden proteger a los pacientes con prediabetes frente a la diabetes de tipo 2. Las personas con obesidad (un IMC igual o superior a 35) deben consultar a un médico.

ALTERNATIVAS A LOS SUPRESORES DEL APETITO

La mejor opción sustitutiva de un supresor del a petito es no dejarse dominar por el apetito. Si esto no funciona, los bloqueadores de carbohidratos o grasas (quemagrasas) podrían tener un efecto de apoyo.

Los bloqueadores de carbohidratos inhiben los carbohidratos y reducen los niveles de glucosa. Los quemagrasas favorecen la quema de grasas y el metabolismo e impiden su absorción.

Supresores naturales del apetito

Para quienes no deseen utilizar supresores del apetito o cápsulas saciantes, también existen algunos supresores naturales del apetito útiles en los alimentos:

  • Zanahorias, manzanas (fuente natural de pectina) y verduras crudas: hay que masticarlas bien y son ricas en fibra.
  • Los frutos secos y las semillas sin sal te mantienen saciado durante mucho tiempo y son ricos en proteínas y fibra
  • Los huevos duros son una buena fuente de proteínas
  • Las legumbres como las lentejas, las alubias y los guisantes (incluidas las alubias rojas y los garbanzos) pueden suprimir el apetito de forma natural
  • El aroma de la vainilla puede saciar el hambre y la pulpa de vainilla sabe bien en el quark o el yogur.
  • En cuanto a las bebidas, debes tomar regularmente caldo de verduras, té (sobre todo de jengibre, menta o mate) y agua. Llenan el estómago y ayudan al organismo.
  • Cepillarse los dientes con pasta de menta también puede saciar el hambre

Si nada de esto le ayuda, debería consultar a un médico sobre su aumento de apetito.